24 abr. 2009

"Dulce cosecha"



Se te intuye el amor
en la sonrisa.
Se te intuye el amor
en la mirada.
En los largos silencios
se te intuye.
En los densos suspiros.
En las dulces palabras.
Se te intuye el amor
cuando caminas.
En el pausado paso.
En el mover, sutil,
de las caderas.
Se te intuye en el brote
de los senos.
En la curva del vientre
se te intuye.
 Y me llenas de amor
cuando te miro
Y me colmo de amor
cuando te abrazo.
Y deseo tenerte
y recorrerte.
Anhelando, mujer,
que te derrames.
Que viertas tu cosecha
en el regazo.
Y ese fruto, de amor:
Sea mi fruto.







9 comentarios:

Ligia dijo...

Muy hermoso y tierno el poema, Cani. Una mujer embarazada siempre es motivo de inspiración porque da vida y amor. Abrazos

Algaire dijo...

Precioso poema para una cosecha que tendría que ser lo más importante para cualquier mujer.
Un abrazo

Damalis dijo...

No me habia agregado a la lista de seguidores. Hoy lo hice. Aunque no hace falta porque sabes que siempre te sigo, te leo y te admiro.
Muy sentido tu escrito y excelente uso de las palabras.

Francisco Vila Fuentes dijo...

Para esto sirve la poesía. Preciosa poesía.
Siempre, otro poeta.

paolav dijo...

Toda poesía es un llamado al alma de la humanidad, aunque llegue al corazón de uno o de una, aunque no llegue, una vez derramada, se hace el hechizo, se hace un cambio en la vieja rutina de existir y se ¡vive!

Gracias por visitarme y permitirme leerte.
Abrazos

Darilea dijo...

Precioso poema.
La mujer en tu palabra, esencia de vida.
Besitos.

Cani dijo...

Gracias a todas por vuestras palabras; en esta, para mi, nueva maternidad que es sacar a la luz mis pobres versos, vuestra presencia es lo que me ayuda a seguir haciendolo.
Besos.

Cani dijo...

Perdon; todas y todos

salvadorpliego dijo...

Excelsos tus versos y de buena calidad. Te felicito.