7 nov. 2010

"Indecisa"


No se como estoy hoy ¿dichosa o triste?

No me ha puesto nostálgica la lluvia

ni cuando salio el sol vi su relumbre.

Me encuentro silenciosa con mi misma,

sin saber que decirme.

Quiero pedir amor, ¿o quiero darlo?

Quiero sentir dolor, ¿o quiero hacerlo?

(del mal; que sea lo primero)

No deseo estar sola ni con nadie.

No me siento vestida ni desnuda.

No se si estoy aquí, o si me sueño.

Si deseo llorar o que me lloren.

Y al no haber soliloquio con mi espejo

no consigo decidirme, si ha de ser

el color de mi mortaja, blanco o negro.

14 comentarios:

GUILLERMINA dijo...

No eres la única que siente ese estado, a mi me ha ocurrido con cierta frecuencia el no encontrarme, el sentirme perdida,pero gracias al cielo que dura poco.Es una poesia llena de realismo

Quiero aprovechar el darte las gracias por tu comentario en el blog de Naturaleza Maravillosa y sobre todo que disfrutaran tus nietas con el gatito.

Un abrazo Guillermina

Catalina Zentner dijo...

Hoy, justamente, escribí algo sobre la melancolía, especialmente la de los domingos al atardecer.
Por eso quedo prendida de tus letras...

Abrazos.

Trini dijo...

Hay veces que nos atacan esos pensamientos y hay que hacer un esfuerzo de los grandes por salir de ahí...

Nunca he pensado en la mortaja, qué más da, no vamos a enterarnos.

Besos

Cani dijo...

Guiller; ante todo decirte que las fotos no solo encantaron a mis nietas, tambien a mi, lo que pasa es que yo me inclino mas por los perros.

El estado de animo, como bien dices, suele ser pasajero; el otoño que nos sumerge en la nostalgia.

Catalina; gracias por tu visita, sabes que te admiro muchisimo.

Trini; si que cuesta y el esfuerzo, mucha veces, nos deja agotados pero el caso es continuar. Ja.ja... lo de la mortaja debe ser un rayo de optimismo en aras de la coqueteria.


Besos a las tres.

Alfredo dijo...

Es posible que tu estado sea de indiferencia y no de duda, ojo; la indiferencia hacia uno mismo, es aún peor que la indiferencia hacia los demás.
"El peor pecado hacia nuestros semejantes no es odiarlos, sino tratarlos con indiferencia; esto es la esencia de la humanidad." William Shakespeare.
Salu2.

Francisco Vila Fuentes dijo...

Cuando me siento así hago como tú, y escribo y escribo y escribo. Y cuando se me pasa, leo lo escrito y como buen poeta disfruto de mi dolor y escribo más.
Cani siempre es un placer leerte, aunque no siempre lo demuestre.
Un beso.

Leodegundia dijo...

Hay días en los que ese no saber lo que se quiere nos invade dejándonos una sensación de inquietud lo mismo que si penetráramos en una espesa niebla, pero luego sale el sol, la niebla se disipa y todo lo vemos con claridad.
Un abrazo

Cani dijo...

Alfredo; No se si mi estado de animo es de indiferencia, soy mala juez para mi misma, respecto a la indiferencia hacia los demas si creo, sinceramente, que si la sintiera mucho de lo escrito aqui no existiria. Respecto a la frase del gran Shakespeare, dandole un poco la vuelta, no la comparto pues el que prefiere la indiferencia al odio es como el que prefiere que "hablen de mi aunque sea mal" y eso me parece algo egocentrico, yo prefiero que me ignoren a que me odien.

Francisco; ambas cosas son compartidas. sabes que te admiro.

Leo; es cierto y a veces nos empecinamos en que las lagrimas, como alguien dijo, creo que Tagore, no nos dejen ver salir el sol.

Un abrazo a tod@s

Marina-Emer dijo...

yo misma estoy ahora en un estado de mi que todo lo veo oscuro
feliz dia de hoy y mañana
besos
Marina

Sneyder dijo...

Todos pasamos por momentos de claro oscuro que no sabemos si reír o llorar...me gusto tu poema entre blanco y negro.


Un cordial saludo

Rossana dijo...

Es un estado por el que se transita más veces de las que uno quisiera.

Casualmente encontré tu blog
y lo que leo me agrada.

Saludos

Leo dijo...

Creo, Cani, que debiéramos vernos alguna tarde, quedar en alguna parte
de nuestra ciudad, te dejo el nº de mi movil : 606 66 42 88, sin compromiso pero me gustaría conocerte.
Saludos afectuosos
Leonor.

Oréadas dijo...

Cani, en estos días y sin razón así me siento.
Un beso

Enelmar dijo...

Hola niña, de nuevo por aquí. Un beso enorme para tí y tu ´humana indecisión. Momento bicolor y pasajero. Hasta pronto