3 dic. 2010

TANKA XI


Con el deleite
 del néctar de la rosa
 no vi la espina
 hasta el momento mismo

 en que sangro mi boca

6 comentarios:

TriniReina dijo...

Magnifico.

A veces, nos adentramos en la herida, sin atender al dolor...

Besos

NATIVIDAD dijo...

SALUDOS !!EN TU BLOG LA BELLEZA ESTA SERVIDA¡¡¡

Sidrina dijo...

Nos suele cojer de improviso... bonita entrada me ha encantado. buen finde.

Enrique Pinin dijo...

BELLISIMO....

Cani dijo...

Trini; sobre todo cuando nos ciega la belleza.

Naty; gracias me alegra que te guste.

Sidrina; cierto; sobre todo, como le digo a Trini, cuando no vemos mas que el momento y su esplendor.

Enrique; todo un elogio tu palabra.

Gracias y un abrazo a tod@s.

Algaire dijo...

Llego con un poco de retraso pero a tiempo para disfrutar de este magnífico tanka.
Un abrazo