14 may. 2011

"El sueño"




(M. F. Cornejo

Me refugie en tus brazos.

mis lágrimas ardientes

rodaron por tu pecho.

Me acariciaste el pelo.

Tus manos contenían

como un mágico ungüento

que mitigo mi pena.

Enjuagándome el llanto

te pregunte muy quedo: -Madre

¿Por qué has tardado tanto?-

Antes de responderme

posaste, dulcemente,

sobre mi rostro un beso:

-Mi niña; ¡estoy tan lejos!,

y no siempre hallo abierta

esta angosta vereda

que me trae a tu sueño-.