15 nov. 2011

Mujer..



Los surcos de tu rostro,
regados por el llanto,
son huellas de cosecha
que ya fructifico.
Tu pelo del color de la luna,
y que ayer fue dorado,
sigue dando su luz.
Tus pies, otra hora ligeros,
se arrastran por el suelo
sin perder su compás.
Esas manos que tiemblan,
y que habían sido firmes,
acarician igual.
¿Porqué entonces te rindes?
Camina; continúa adelante,
no nos niegues tu fuerza,
deja que nos miremos,
en ese claro espejo

de tu mundo interior.

16 comentarios:

Nerim dijo...

Excelente poema. Felicidades.

Pequeña Ainhoa dijo...

me encanta, es precioso.
Un abrazo muy grande y mi beso hasta el cielo.
Loly, la mamá de Ainhoa.

Annabelle dijo...

Querida amiga hermoso post.

un beso

Pasa por mi blog que tengo algo para ti!

Gatadeangora dijo...

Como se nota que eres digna hija de tu padre,y ya sabes de tal palo...
Besos

okaza carlita dijo...

Hermoso.
Las mujeres que damos tanta vida silenciosa... merecemos antes y ahora y después, cosas tan hermosas!!!!!!!
Gracias por compartilo con tod@s.

Cani dijo...

Gracias a todas por el cariño con que tratais todo lo que escribo..
Besos

Chela dijo...

¡Realmente maravilloso!

Nada dice tanto como las huellas del tiempo en el rostro de una mujer, de un ser humano...Todo el peso del amor y de una vida de sacrificios y desvelos queda en él reflejada.

Me gusta ese final:
"deja que nos miremos,
en ese claro espejo
de tu mundo interior".

Gracias por tu visita. Un fuerte abrazo.

Leodegundia dijo...

¿Pero es que tú también eres poeta?, creo que Algaire estará encantada si quieres colaborar en su página.
Un abrazo

muxica dijo...

Claro que puedes enlazarme, yo también lo haré.
Perdona si tardo en pasar.
Un biquiño gallego

Graciela dijo...

Querida amiga agradezco tu visita porque me permite a través de ello, conocerte...he leído tus poemas, me parecen muy bellos y son acompañados por preciosas fotográfías..te dejo un inmenso abrazo desde mi tierra Argentina, hasta pronto!

Aguabella dijo...

CANI

Que preciosas verdades escritas.
El mundo interior tan rico y trabajado con el esfuerzo y el paso de los años es lo que nos queda cuando la piel ya no es tersa.

un besito

Cani dijo...

Chela: Gracias No sabes lo que me ilusiona que personas como tu me brindeis palabras tan cariñosas sobre lo que escribo.

Leo: Nunca sere tan osada como para creer que puedo alternar con lo que Algaire publica pero gracias por tus palabras.

Muxica: Animo, nos vemos, muchos bicos.

Graciela: Gracias por devolverme la visita, seguiremos viendonos.

Aguabelle: Como siempre me dejas frescura con tus palabras.


Besos a todas.

Abuela Ciber dijo...

Preciosa manera de expresar tantos sentires.
Es un placer leerte.
Y a veces se rinden en el deseo de al fin descansar....
Cariños

Angela Teresa Grigera dijo...

Un poema muy sentido, cuando lleguemos a esa edad y las arrugas y canas delaten nuestra edad ojala llevemos además la sabiduría de los años.
Me encantó
"Esas manos que tiemblan,
y que habían sido firmes,
acarician igual."

y con que ternura y amor lo hacen.

Un beso

anngiels

www.enmemoriadetuamor.blogspot.com

Foto historia dijo...

son un mapa, un libro una historia contada...
saludos brujos

Mélia dijo...

Yo me vi en MUJER... la Ana Amelia de los ultimos tiempos... mis surcos, mis canas, mis lágrimas, mis dolores...sigo tus consejos y no me rindo.
Me encanta leer tus poemas.