16 nov. 2011

"El Noray"






Orgulloso:
Anclado firme a puerto.
Esperando en la orilla
por un barco, cansado
tras larga singladura,
que hoy retorna al hogar.
Solitario:
Brindando, generoso,
que a su cuerpo de bronce,
se ciñan, en apretado lazo:
Esperanzas, anhelos.
Deseos de reencuentros.
¡Las ansias de atracar!








3 comentarios:

Alfredo dijo...

Tal vez el noray anhele abrazos de maromas más jóvenes, sin darse cuenta de su edad.
Salu2.

Oréadas dijo...

Todo noray debe estar sujeto a puerto. Un beso Cani

mi dijo...

Muy original. Creo que nos parecemos mucho a un Noray