29 may. 2010

"El violinista"

(Joan Mas i Ramon)


Arrancabas sollozos,

de aquel viejo violin desafinado.

Vi, tristeza, en tus nublados ojos.

Amargura, en el rictus de tu boca,

que intentaba esbozar una sonrisa.

Contigo, a tus pies, un perro,

fiel compañero de rutas y penurias.

Recogias, los timidos, aplausos

de un publico, de paso apresurado,

que dejaba caer unas monedas

en la funda de cuero desgastado.

Dejaste, atras, los sueños que forjabas,

con muchas horas de esfuerzos y trabajo.

!Se cruzo, en tu camino, un mal amigo

que se los llevo a lomos del "caballo"¡




3 comentarios:

Ligia dijo...

Muy real tu poema. Se dan casos como los que cuentas en la historia. Abrazos

Algaire dijo...

Que tristeza que algunas personas pierdan el rumbo de su vida por desviarse de su camino.
Muy buena la descripción de la figura del violinista.Un abrazo

Meulen dijo...

Una poesía de la vida sin más...
en la mirada profunda del que sabe encontrar los paisajes que nos dan verdades grandiosas en esta mirada ...describiendo sin palabras rebuscadas lo que de ella se palpa , se siente vibrar...

saludos cordiales!